La infinidad de Dios

Galaxia a la velocidad de la Luz

La Infinidad de Dios es un tema que si lo contemplamos cambiará la manera de ver a Dios y como consecuencia de concebir nuestra propia vida. 1 Reyes 8:27-28. Pero ¿es verdad que Dios morará sobre la tierra? He aquí que los cielos, los cielos de los cielos, no te pueden contener; ¿cuánto menos esta casa que yo he edificado? Con todo, tú atenderás a la oración de tu siervo, y a su plegaria, oh Jehová Dios mío, oyendo el clamor y la oración que tu siervo hace hoy delante de ti.

Significado de Infinito: Que no tiene ni puede tener fin ni límite. En Génesis capítulo 1,  La Biblia nos relata a Dios como la causa primera de todo lo que existe, simplemente lo afirma, su redacción no esta enfocada a debatir si existe o no, simplemente lo establece como el creador, la causa primera, el origen de todo. 

Todo lo creó Él, por tanto Él no puede ser igual a su creación, Él NO es creación, es muy distinto, los Teólogos a esto le llaman «Trascendencia», por lo cual: Dios No esta regido por las leyes universales, puesto que él las creo. Dios es muy distinto a su creación.

La Infinidad de Dios en 3 aspectos

1.- Infinito en perfección. Dios no tiene defectos ni imperfecciones. Su moralidad, sus leyes universales, su inteligencia, su sabiduría, hacen de Dios el ser más perfecto y toda perfección le pertenece. A Dios no se le añade perfecciones porque entonces no sería perfecto. El capítulo 38 del Libro de Job describe claramente la inteligencia y trascendencia de nuestro Dios.

En Salmos 19:7 Describe su ley como incuestionable y perfecta. Deuteronomio 32:4 El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en él; Es justo y recto. 

2.- Él es Infinito en eternidad. En cuanto a Tiempo; es Sin principio y sin fin. Apocalipsis 1:8 dice: «Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.» Nuestro Dios no tiene un origen, ni tendrá un final en cuanto a tiempo se refiere, es ilimitado. Eso es la Infinidad de Dios.

2 Pedro 3:8 dice: «Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.»

Dios creó el tiempo para el ser humano, lo primero en crear fue establecer una línea de tiempo para todo cuanto exista, así creó el tiempo. Génesis 1:1 dice: «En el principio creó Dios…» Esto se llama Cronos (gr) que es el tiempo que nos rige, (Génesis 1:14) Años, meses, Dias, Horas, segundos.  

Pero nuestro Dios está en otra medida de Tiempo: Kairos. Es una medida de tiempo que solo el vive; etapas, propósitos y designios. El tiempo esta en sus manos.

3.- Él es Infinito en Inmensidad. Se refiere al Espacio a medidas. El cual esta fuera de nuestras medidas, de hecho no está limitado a un espacio, es más grande que toda medida conocida. Tan inmenso pero a la vez puede estar su Plenitud en lo más pequeño, en un átomo como en el Universo conocido.     

No esta limitado por el cosmos, pero no por eso deja de estar en relación con lo finito. Pese a toda inmensidad en el universo creado, la belleza que en él hay, El hombre es más importante para Dios. Pese a la Infinidad de Dios, tú eres más importante.

Tú eres más importante para Dios

Salmos 8:3-9
Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos,
La luna y las estrellas que tú formaste,
Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria,
Y el hijo del hombre, para que lo visites?
Le has hecho poco menor que los ángeles,
Y lo coronaste de gloria y de honra.
Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos;
Todo lo pusiste debajo de sus pies:
Ovejas y bueyes, todo ello,
Y asimismo las bestias del campo,
Las aves de los cielos y los peces del mar;
Todo cuanto pasa por los senderos del mar.
¡Oh Jehová, Señor nuestro,
Cuán grande es tu nombre en toda la tierra!

 Tu valor es incalculable para Dios, ya que somos imagen y semejanza de él. Y somos grandes en Dignidad para con él, al ser llamados hijos de Dios.  

Génesis 1:26 «Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.«

1 Juan 3:1 «Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él.«

Dios no es grande, Dios es infinito.  Dios existe en nuestro ser en plenitud aun cuando es infinito. Nosotros somos nada, somos polvo en comparación con su inmensidad, pero no es que existamos en una parte de Dios o dentro de una parte de su ser. Pues él es Espíritu y está en todo lugar, tanto en lo inmenso como en lo pequeño. ¿No te asombra esto?¿No te deja sin palabras? La infinidad de Dios es trascendental.

Efesios 3:19 «y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.»

Juan 14:23 “Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.”

Ahora bien, teniendo un Dios tan GRANDE, Nuestro limite es nuestra falta de conocimiento de Dios en nosotros.

Efesios 1:17-19 «para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él,
alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos,
y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza,»

La infinidad de Dios entendida por sus Hijos es un catalizador de cambio para nuestra vida. Abre tus ojos a esa Grandeza.

Conoce más de CFN Coacalco. También te recomendamos este otro artículo que habla del Amor de Dios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *